Samsung Omnia, el único móvil que puede plantar cara al iPhone

Seamos claros; el iPhone es la caña, pero no tiene muchas funciones que otros móviles ya incluyen desde hace mucho tiempo, en parte porque éstos son desarrollados y fabricados por marcas que no hace precisamente cuatro días que se dedican al mundo de la telefonía móvil; a eso se llama ‘experiencia de marca’, con todo lo que conlleva. Si a esta experiencia le sumamos conceptos como suavidad, elegancia, entretenimiento y sencillez, destaca entre todos los candidatos a convertirse en el iPhone killer el nuevo Samsung Omnia, que ya está a la venta en España, y que es mucho más que un teléfono móvil…


Diseño y elegancia

Samsung ha dado una vuelta de tuerca a la suma de diseño y elegancia, en un terminal que a pesar de sus reducidas dimensiones y medidas, se presenta más que completo: 112 milímetros de altura por 56,9 de anchura y solo 12,5 de grosor. Acabado posterior en cuero, con detalles cromados y negros, con esquinas redondeadas, y la práctica imposibilidad de que alrededor de las teclas se acumule suciedad… porque prácticamente no tiene teclas. Ni falta que le hace. Todo lo que necesita está al alcance de los dedos y la imaginación del usuario.

Un ordenador de bolsillo con una interfaz de lujo

La cara delantera del móvil luce de maravilla con una pantalla de 3,2 pulgadas LCD WQVGA que ocupa casi toda la superficie del aparato, que trabaja a una resolución de 240×400 píxeles y que puede girar la presentación de los elementos en pantalla en función de la posición en la que esté el terminal, es decir, que podemos utilizar el terminal y sus servicios con la pantalla en modo normal o apaisada-panorámica.

El sistema operativo del Samsung Omnia es un Windows Mobile 6.1 Profesional y es de los primeros aparatos de su gama que lo incluye. Le acompaña algunas de las aplicaciones más utilizadas  de Microsoft: Word, Excel y Powerpoint y correo electrónico Push, para que recibas tus correos al instante y en cualquier circunstancia. La navegación en internet es posible gracias a un navegador integral, que ofrece la posibilidad de hacer zoom en cualquier página para que no te pierdas detalle. Incluye también un completo GPS asistido con la posibilidad de geoetiquetar al instante cualquier punto por el que pasemos, ya sea mediante una marca o una fotografía.

Todo ello, con la tecnología TouchWiz que aporta sencillez de uso al sistema, y que permite controlar cualquier función del terminal con los dedos, e incluso arrastrar elementos y convertirlos en Widgets, por si los iconos de accesos directos no bastasen. A pesar de que el teléfono funciona casi en su totalidad mediante una pantalla táctil, evidentemente incluye un completo teclado QWERTY, con el cual la diferencia entre trabajar y divertirte en tu ordenador o con el Samsung Omnia es muy pequeña. Además incluye un ratón óptico que puede ser muy últil si, por ejemplo, queremos navegar por la red utilizando una sola mano sin tener que tocar la pantalla.

Imagen fija y en movimiento a alta resolución

El Samsung Omnia incopora en su parte trasera una cámara de 5 megapíxels que permite explotar la faceta de fotógrafo de cualquier aficionado, ya que los posibles errores quedan reducidos a la mínima expresión, gracias a su enfoque automático, optimizador de condiciones de luz, detección de sonrisas y rostros, y estabilizador de imagen, sin olvidar que cualquier instantánea puede tomarse, si se desea, en formato panorámico y con o sin flash.

Las posibilidades de la cámara del Samsung Omnia se amplían aun más, si cabe, cuando grabamos un vídeo. El terminal incluye un pequeño editor con el cual podemos pulir el metraje cortando las secuencias que queramos, añadir subtítulos, e incluso doblar el audio.

Conectividad

La conectividad del Samsung Omnia barre de calle a la gran mayoría de móviles del mercado actual. Gracias a su tecnología de acceso al tráfico de redes a alta velocidad HSDPA – el formato de transición entre el actual 3G y el futuro 4G- a 7,2Mbps, EDGE y GPRS, más Wifi, conectarse en cualquier momento y lugar está garantizado. El perfil A2DP posibilita al Samsung Omnia la conexión a casi cualquier manos libres del mercado, así como otros dispositivos u ordenadores, vía Bluetooth. La conexión de periféricos puede realizarse mediante un puerto USB.

Almacenamiento y formatos de vídeo y audio

El Samsung Omnia se vende de serie con dos versiones, una con 8GB de capacidad, y otra con 16GB, y en ambos casos, es posible ampliar dicha memoria con tarjetas microSD. La tarjeta no es una mala opción si tenemos en cuenta que, tanto en formato de vídeo como en audio, cada usuario puede acogerse a la calidad que desee. El terminal  puede leer archivos de vídeo en DivX, Xvid, WMV, MP4, H.263 y H.264, y en audio, MP3, WMA, OGG, AAC, AAC+ y AMR. Para haceros una idea, en 16GB de capacidad caben más de 20 películas en calidad DVD y 8000 canciones en MP3.

Si quieres algo más, el Samsung Omnia probablemente lo tiene

Que más se le puede pedir al Samsung Omnia? Nada más. Pero para rizar el rizo, el terminal incorpora un escáner de tarjetas de visita, radio FM con RDS, una conexión para disfrutar de los vídeos en un televisor, y practicamente todo lo que el usuario puede desear en un terminal móvil tal y como está concebido hoy día: toda tu vida en la palma de la mano. El Samsung Omnia es, al menos ahora mismo, una experiéncia móvil única capaz de hacerle sombra al mismísimo iPhone.