Republica.com, periodismo de influencia y reforma política

En plena “Spanish Revolution” os presentamos el diario español Republica.com, que en parte coincide con algunos pensamientos del movimiento 15-M, aunque no creo que completamente y seguro habrá puntos de desacuerdo. Se trata de un diario de información general, de opinión e influencia que defiende la independencia de la información y de la opinión de los poderes públicos y fácticos de la sociedad, que también pretende ser un lugar de encuentro y debate sobre las nuevas tendencias sociológicas, culturales y tecnológicas actuales. Todo con el fin de impulsar una reforma democrática que consideran imprescindible para la democratización y modernización de España, así como para el reforzamiento de la cohesión nacional y de sus signos de identidad.

Desde Republica.com denuncian lo que para ellos son carencias flagrantes que no tienen más solución que una reforma del modelo político español para culminar el paso de la “Transición” a la “Democracia” plena, dejando atrás el sistema político español de corte partidocrático.

La reforma que desde Republica.com proponen se puede entender leyendo los apartados que incluyen en su manifiesto y que cito textualmente a continuación:

  1. El presidente del Gobierno de España debe de ser elegido por el sufragio universal de todos los españoles por solo dos mandatos, y no a través del Parlamento que controlan los aparatos de los partidos.
  2. Urge la reforma de “ley electoral” para favorecer las listas abiertas, con circunscripciones y ajustes proporcionales para “los restos” de los votos nacionales.
  3. Los órganos gestores del Poder Judicial deberán ser elegidos por los cuerpos jurídicos del Estado y no por el Gobierno y Parlamento. El Tribunal Constitucional debe desaparecer para integrarse en una Sala especial del Tribunal Supremo.
  4. El Parlamento debe garantizar el derecho de palabra a todos los parlamentarios, y el Senado debe tener competencias legislativas.
  5. Los Alcaldes deben ser elegidos por sufragio directo de todos sus ciudadanos, y las Diputaciones deberían desaparecer.
  6. Los partidos políticos, los sindicatos y las organizaciones que son financiadas por el Estado deben ser auditadas y sus créditos, impuestos y financiación publicitados.
  7. Los ministros, secretarios de Estado, embajadores de alto nivel, presidentes autonómicos y responsables de los órganos reguladores del Estado deben pasar, en el Parlamento, un examen o consulta previa que certifique su idoneidad para el cargo al que aspiran.
  8. La Universidad debe recuperar los exámenes y oposiciones para garantizar la excelencia de sus catedráticos, “sufrir” una profunda reforma tecnológica para su expansión global y ofrecer contactos y canales de acceso al primer trabajo de los jóvenes licenciados, para los que se ha de facilitar un modelo de contrato de “primer trabajo”.
  9. Se ha de crear una Alta Escuela de la Administración del Estado.
  10. La lengua castellana debe ser obligatoria e ineludible en la vida pública y especialmente Enseñanza, Administración, y la Justicia. El Estado debe promocionar en el mundo global, a través de Internet, la cultura y el idioma español.