Neveras que se enfrían gracias al campo magnético

Investigadores de la Universidad de Cambridge han logrado crear una aleación de cobalto, silicio, manganeso y germanio que supondrá un ahorro energético del 40% respecto al consumo actual de las neveras tradicionales, y todo esto gracias al campo magnético.

Basta con colocar la nevera en un campo magnético para que la aleación se enfríe al instante, es lo que suele denominarse el efecto magnetocalorico: es decir que ciertos materiales, al estar sometido al campo magnético, pueden o calentar o enfriarse en el momento.

A pesar de que este principio se conoce desde hace más de 120 años, es sólo ahora cuando se consigue controlar las propiedades de estos materiales. De aquí a un par de años veremos las primeras neveras magnéticas en nuestros escaparates; es una buena noticia.

Vía: Ubergizmo