Knäppa, la desechable digital de la mano de Ikea

Por increíble que parezca, Ikea ha decidido dar el salto al mundo de la electrónica de gran consumo mediante Knäppa, una cámara digital desechable y genéticamente marcada por la filosofía del conquistador del mercado mundial del mueble. Es de cartón y pensada para usar y tirar.

Hace poco ya nos sorprendió Ikea anunciando que añadía a su catalogo mobiliario casas prefabricadas. Ahora le toca el turno a las cámaras digitales desechables que nada tienen que ver con estos típicos televisores de cartón y plástico que se ven haciendo el recorrido por sus tiendas… esas cámaras funcionan.

Las cámaras desechables no son una novedad pero hay que reconocer que una digital desechable siempre sorprende. Diseñada por Jesper Kouthoofd, la sencillez es su razón de ser: apunta y dispara es su lema, con la opción de borrar fotos también. Tiene memoria para 40 fotos con una resolución de 2,3 megapíxeles y una conexión USB para pasarlas al PC/Mac.

¿Hay mercado para este tipo de cámaras? Todo depende del precio pero soy escéptico ya que hoy por hoy casi cualquier móvil lleva a bordo una cámara. Aunque realmente no creo que sea la intención de Ikea puesto que se trata de una edición limitada para promover su nueva colección de muebles. La idea es simplemente crear un poco de buzz para que los clientes saquen fotos a sus muebles y casas para luego compartirlas en redes sociales y la página web de Ikea.

No importa cuál es el propósito de Ikea, he de decir que la fusión entre tecnología digital y la estética del cartón reciclado me gusta. Sólo nos queda por esperar, al menos para los potenciales amateurs que vayan a comprar esa cámara, que no venga con un manual de instrucciones de montaje, sería una catástrofe… En fin, es probable que pronto veamos las fotos tomadas por clientes de Ikea en todo el mundo en un mural digital en alguna sección de la página de Ikea.