Escuelas flotantes solares en el Bangladesh

Durante la temporada del monzón en Bangladesh, hay fuertes lluvias torrenciales que obligan al cierre de centenares de escuelas. Los ríos desbordan y se inunda periódicamente buena parte del país. Menos mal, existe una organización llamada Shidhulai Swanirvar Sangstha que tomó la iniciativa de construir barcos solares para dar cobijo a los alumnos.

Se tratan de escuelas flotantes alimentadas por energía solar. De este modo, incluso en caso de fuertes inundaciones los niños recibirán clase sin interrupciones durante todo el año escolar. Para fabricar estos barcos, se ha usado exclusivamente materiales locales de origen natural… es decir que es un proyecto 100% ecológico.

El hecho de llevar paneles solares permite a las escuelas seguir funcionando incluso al atardecer cuando el sol empieza a menguar la luz y crecer la noche. Estas escuelas están equipados con ordenadores con conexión a Internet y pueden llevar hasta 30 alumnos. Así que, durante el monzón, estos barcos amarran en los pueblos para recoger a los niños.