Dulces baterías (o de un futuro móvil bañado en Coca-Cola)

Se ha desarrollado en la universidad de St. Louis (USA) un nuevo tipo de batería alimentada a partir de cuaquier tipo de sustancia “azucarada” ya sea Coca-cola, M&Ms o manzanas de la huerta de tía Enriqueta.

El caso es que aún le queda mucho tiempo de rodaje a este invento (de 3 a 5 años) para que sea una realidad en la electrónica de consumo pero los estudios demuestran ya que las baterías dulces permiten bastante más autonomía que las actuales basadas en litio. El experimento se apoya sobre una base científica bastante obvia como es que si nosotros, los humanos, convertimos el azucar en electricidad ¿Por qué no va a hacer lo mismo un móvil, PDA u ordenador portátil?

Estas baterías, a pesar de no ser comestibles, si son biodegradables. Actualmente estas baterías están siendo seguidas muy de cerca por el ejército para incorporarlas como fuente alternativa para sus equipos. Haciendo un recorrido por la historia pocos son los inventos que, tras el interés del ejército, no se han convertido en estándares de la electrónica de consumo así que está claro que este proyecto irá adelante sí o sí. Y, además, tendremos moviles ecológicos a precios asesinos.

Fuentes: Ounae e iPhoniac Central